La subida de los impuestos que gravan el consumo de gasóleo, y que el Gobierno estima en 38 euros por cada 1.000 litros de combustible, parece inexorable y cada día que pasa más cercana.

A priori, el Ejecutivo estima que la definitiva equiparación de los impuestos que pagan tanto la gasolina como el combustible diésel no afectará a los transportistas de vehículos pesados, que cuentan con mecanismos legales para poder sortear lo que de otra manera sería un importante aumento de sus costes.

Sin embargo, el transporte ligero, en el que se utilizan vehículos de menos de 7,5 toneladas de MMA, no cuenta con un gasóleo profesional que le permita diluir el impacto de esta subida impositiva que se añadirá a la ya aprobada en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018 para equiparar desde enero el tramo autonómico del impuesto sobre los carburantes tanto para la gasolinas como para el gasóleo.

Esta última medida supondrá, informa Fenadismer, una subida de hasta el 100% del impuesto en algunas regiones, en concreto en Castilla y León, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Madrid, Aragón y Extremadura, que verán incrementos de hasta 4,8 céntimos por litro de gasóleo.

Ante esta situación, la organización empresarial pedirá un cambio a partir de 2019 de la actual regulación de la figura del gasóleo profesional que permita obtener este beneficio a los vehículos de transportes de mercancías de menor tonelaje, que, según los datos de Fenadismer, suponen casi una tercera parte del total de la flota de transporte en España.

 

Fuente: http://www.cadenadesuministro.es

0 comentarios

XHTML: Puede usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>